Formas de sobrevivir a un apagón eléctrico

En estos tiempos de internet, de grandes pantallas de televisión, de aparatos 3D y sofisticados equipos de sonido, por no mencionar los electrodomésticos de la cocina, un apagón puede ser el equivalente del apocalipsis. Comprar grupos electrogenos se ha convertido en la alternativa más usada en esos casos, porque lo que no se puede concebir es vivir a oscuras ni siquiera por unas horas.

Al principio empezó con mucha lentitud. Las empresas eran las que se beneficiaban de la electricidad que suministraban los grupos electrógenos cuando se producía algún fallo en las líneas eléctricas. Pero luego fueron algunas viviendas incorporando estos equipos como un electrodoméstico más.

Entonces comenzó a desarrollarse en serio un mercado antes entonces muy poco explotado. Comenzaron a comercializarse grupos electrógenos de todo tipo y para todos los intereses. Fue así como también las empresas pequeñitas comenzaron a adquirir estos equipos para garantizar que no dejara de trabajar en ninguna circunstancia. Y ya hoy estamos como estamos. Quien no tiene un grupo electrógeno es porque no quiere.

Estos equipos, sin dudas, surgieron para facilitarnos mucha la vida. Desde que tengo uno en casa ya no me asustan las noches de tormenta porque sé que no me quedaré a oscuras.